viernes, 3 de octubre de 2008

MIRRORS


Desde la octava colina...

MIRRORS

Bueno pues sinceramente Mirrors o Reflejos , como se ha titulado aquí en España , es uno de las grandes decepciones del año.

Alexandre Aja , director de la fantástica Alta Tensión y la dura y fría Las Colinas tienen Ojos ha dejado a tras todo su talento narrativo y su toque personal para dirigir este insulso remake que bebe de todas las películas habidas y por haber .

Estoy bastante disgustado porque partiendo de una buena premisa , un policía alcohólico es retirado del cuerpo y se ha separado de su mujer . Ahora y para conseguir de nuevo el reconocimiento que merece busca un trabajo de guardia en un viejo centro comercial en el que empezarán a suceder cosas muy extrañas.

Al principio la cosa pinta bastante bien y es cuando podemos ver un poco al Aja al que todos estamos acostumbrados con una escena principal que te hiela la piel acompañada de una magistral pieza musical de Javier Navarrete , una de las mejores cosas de la cinta.

A medida que el filme va avanzando en su desarrollo se comienzan a suceder agujeros narrativos que llegan incluso a molestar de mala manera al espectador así como se recurre a los típicos clichés de genero que son usados una y otra vez por su guionista.

Pero eso no es lo peor de todo , cuando el filme se va acercando a su desenlace es el momento en el que todo lo que habíamos visto se acaba desmoronando.

De repente nos encontramos SPOILER con una monja salida de 28 días después , una trama que parece de leyenda de patio de colegio y un final al que se ha recurrido ya un centenar de veces y que se venía venir desde el principio FIN DE SPOILER Como se que si aún no la has visto seguirás leyendo por aquí así que continuo sin contar nada significativo y abreviando mucho mi discurso.

En definitiva Mirrors es un mal refrito que se suma a la nueva moda de efectos especiales en el género que tanto daño está haciendo al igual que la de los remakes .Pero por si eso fuese poco también se apunta a la moda de desprestigiar a directores de una reputación más que notable , véase los hermanos Pang con The Eye o el mismísimo Aja con este engendro(aún nos queda alguna que otra esperanza al recordar la escena de la bañera)

Lo más triste sin duda es darse cuenta de que queramos o no el cine de terror está al igual que el país en un periodo de recesión .

Ahí queda eso


1 comentario:

danitomc dijo...

La verdad es que Hollywood se esta sacando unas buenas mierdas ultimamente...